fbpx preguntenos preguntenos preguntenos
Seleccionar página

Medición de pH, un indicador clave para la industria

En el proceso de mejora y buenas prácticas industriales se examinan factores que influyen en los resultados esperados, uno de esos factores es el pH y conocer sobre el puede ser determinante para mantener el equilibrio químico de las sustancias o materias primas que se van a trata, ProMinent comparte contigo y despeja tus dudas sobre este interesante tema.

¿Qué es el pH?

Para empezar entendamos que, el potencial de Hidrógeno más conocido como pH se define cómo el número de hidrógenos de una solución y es una manera de conocer qué tan ácida o básica (alcalina) es una sustancia o compuesto. Esta medida se calcula en una escala de 0 a 14 y está muy relacionada con los equilibrios y desequilibrios químicos que se dan en sustancias como el agua.

 

Este concepto parece alejado de la vida cotidiana, pero el pH juega un papel fundamental en nuestra vida de forma silenciosa. Por ejemplo, cuando comemos alimentos como las aceitunas, el limón o la carne, estamos consumiendo alimentos ácidos que pueden producir una sensación de agridez y cuando consumimos alimentos como el brócoli, las espinacas o el pepino estos alimentos pueden sentirse amargos al gusto ya que, son alimentos con un pH básico o alcalino.

En otras palabras, el pH está presente en lo que comemos, en el aire que respiramos y en el suelo en el que caminamos. Su vital importancia llevó a que esta medida se convirtiera en un indicador clave en procesos industriales, la salud de nuestro cuerpo y otros importantes aspectos.

 

¿Cómo se mide el pH?

Para medir este parámetro la escala de pH se creó en 1909 gracias al Bioquímico Soren Peder Laurizse quien definió el concepto y delimitó un rango para la medición de pH, parámetro útil y vital en múltiples áreas de nuestra vida.

Esta escala se lee de forma inversa, con un rango de 0 a 14 en donde 7 es un valor neutro. El agua por ejemplo tiene un pH de 7- neutro y todo valor inferior a 7 (6, 5,4, etc) se considera ácido, mientras que los valores superiores a 7 (8, 9, etc) se consideran básicos o alcalinos. Los valores de la escala se calculan gracias a este logaritmo:

 

 pH= -log [H+]

 

Por esta razón, podemos saber que el ácido gástrico de nuestro estómago tiene un pH entre 1,5 a 3,5 mientras que la sangre humana oscila en valores de pH entre 7,35 a 7,45. Así es como, esta medida ha ayudado a entender cómo funciona el equilibrio químico.

 

Tabla de pH

 

 

 

 

¿Por qué es tan importante medir el PH en muchas industrias?

 

Como se puede observar,  el pH es un factor que influye de forma directa en la industria, pues gracias a su medición se puede tener mayor control de la efectividad de un proceso, seguridad y otros beneficiosos factores, ayudando en el monitoreo de microorganismos que pueden afectar una materia prima, una sustancia o indicando reacciones químicas inusuales en un proceso en específico. Ciertamente el pH es importante para la calidad y buena fabricación de muchos productos que consumimos.

Lectura recomendada: Torres de enfriamiento, una alternativa sostenible para los procesos industriales

Ventajas de medir el pH en procesos industriales:

 

  • Procesos de producción más seguros.
  • Mayor durabilidad de los productos.
  • Reducción en tiempo de almacenamiento de productos que tienen vida útil definida.
  • Mejoras en la calidad de los procesos.
  • Prevención de posibles daños de maquinarias industriales.

Ejemplos de medición de PH en procesos industriales

Acuicultura:

En la crianza y cultivo de peces el pH juega un valor determinante. Por ejemplo, en la buena salud de los cultivos de trucha, lo ideal en estos casos es un pH de 6.5 a 8.6, pues de no manejar estos rasgos esta especie no puede crecer de forma óptima.

Industria láctea:

En la producción de quesos se debe velar porque estos no pasen por un pH alcalino o básico, ya que se pueden desarrollar microorganismos en estos alimentos, dañándolos. Así mismo, en esta industria como en otras, el manejo de aguas residuales tiene en cuenta la medición de pH.

Industria textil:

El pH es de gran importancia, ya que de no tenerse en cuenta en el proceso de fabricación y secado de las telas estas pueden variar su color o se puede afectar su textura. Antes del secado de las telas, varias de estas deben tener un pH entre 5.5 y 6.

Acueductos:

El valor de pH en el agua potable que consumimos diariamente es vital para que no existan riesgos en la salud de quien consume dicha agua, por eso las plantas de tratamiento de agua necesitan monitorear de forma continua que el agua se encuentre en un pH neutro(7).

¿Qué se puede utilizar para medir el pH?

A lo largo de la historia, se han inventado varios métodos para medir este parámetro, los podemos clasificar en dos grandes grupos (manuales y digitales):

Medición manual:

Indicadores líquidos:

indicador de ph líquido

Químicos como el Anaranjado de Metilo, la Fenolftaleina,  el Amarillo de Metilo y el Rojo de Metilo ayudan a indicar el valor del pH según un color estandar que determina si una sustacia es ácida o básica de forma no específica.


Papeles indicadores:

papeles indicativos de ph

Papeles como el Amarillo Brillante, Amarillo Nitrazina, Rojo Congo, Tornasol Azul y el papel con Fenolftaleina, que ayudan hacer mediciones cuantitativas de pH según un color el cual es comparado con una gama de colores más específica.

Tiras rígidas indicadoras:

tiras-indicadoras

son tiras plásticas que contienen celulosa e indican el valor de pH que deseamos calcular también por color, estas no contaminan la sustancia que se medirá.

Medición digital: 

Sensor potenciométrico:

sensores

Cuenta con una pieza clave denominada electrodo, que es una pieza de vidrio la cual está en contacto con la sustancia a medir. Gracias a un sensor, se  envía la información necesaria a un sistema que analiza los datos y calcula el valor de pH exacto.

Arroja valores más confiables que los métodos manuales. Existen varios tipos de sensores especiales para diferentes aplicaciones.


Controlador: 

Controlador DACB

Funcionan por medio de órdenes que se programan desde un panel digital, luego la muestra a examinar pasa por un sensor que mide el pH y otras variables necesarias en un proceso industrial, para luego pasar los datos de nuevo al controlador y que este se conecte con otros dispositivos que ayudan a regular el pH, como son las bombas dosificadoras.

 

Como observamos, el pH juega un papel fundamental en áreas de la vida cotidiana y en procesos industriales, sin él sería muy complejo crear mejores procesos de producción o mantener hábitos de salud ideales, la forma en la que controlamos tan importante indicador puede jugar a favor o contra. Por eso, es recomendable que este tipo de mediciones se realicen con equipos confiables y de calidad y que según estos valores se tomen acciones para llevar al equilibrio químico que deseemos cuando sea necesario. Conocé más sobre pH y otros temas que son de vital conocimiento en procesos industriales y suscríbete a nuestro blog. 

 Calculadora de ph 

 

 

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *